Agrupación de Sociedades Laborales

La facturación de ASLE creció un 6% en 2017, hasta los 657,2 millones

Agrupación de Sociedades Laborales de Euskadi (Asle) (Oskar González)

La facturación de las 287 empresas asociadas a ASLE (Agrupación de Sociedades Laborales de Euskadi) se elevó en 2017 a 657,2 millones, un 6% más que en 2016

Por su parte, las 600 sociedades laborales vascas experimentaron en 2017 un aumento del empleo del 0,6%, un porcentaje que fue del 2,2% en el primer trimestre del año hasta alcanzar la cifra de 7.079 trabajadores.

ep - Martes, 8 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 14:45h.

BILBAO. Estos datos han sido dados a conocer en rueda de prensa en Bilbao por el presidente y el gerente de ASLE, Kepa Olivares y Josetxo Hernández, respectivamente, en la que han destacado que las sociedades laborales vascas acumulan ya cuatro años de crecimiento y han señalado que este viernes celebrarán su asamblea general en la que se someterá a votación una modificación estatutaria para incorporar en la asociación empresarial a las empresas participadas, compañías en las que sus trabajadores participan bien del capital de la empresa o de sus resultados.

En su balance de 2017, han destacado que las 600 sociedades laborales vascas registraron en 2017 un incremento del empleo del 0,6% hasta llegar a los 6.925 trabajadores, lo que, a su juicio, confirma la tendencia positiva experimentada en los últimos años en este modelo empresarial en Euskadi. Sus responsables han subrayado que, desde 2014, se inició una tendencia positiva con creación de empleo y, desde ese momento, el empleo ha crecido un 4,1%.

Asimismo, han destacado que la evolución sigue siendo positiva este año y durante el primer trimestre del ejercicio el aumento del empleo ha sido del 2,2%, hasta llegar a los 7.079 trabajadores, frente al 0,5% de incremento intertrimestral registrado en el empleo en el conjunto de la comunidad autónoma vasca. Además, han apuntado que las perspectivas son optimistas y confían en cerrar el ejercicio con un aumento del empleo "más significativo" que en del 2017

FACTURACION

La evolución también ha sido positiva en facturación y, en este caso, con datos referidos únicamente a las 287 empresas integradas en ASLE, se ha alcanzado el pasado año la cifra de 657,2 millones de euros, un 6% más que el año anterior. El volumen de negocio se ha incrementado un 17,3% desde 2014, cuando las empresas ingresaron 560 millones de euros.

En la comparecencia, los responsables de ASLE han destacado que crece más la facturación que el empleo, lo que evidencia un aumento de la "productividad" de las empresas.

En esta evolución, influye la mejora global de la economía y el buen comportamiento de las exportaciones (194 millones), que han crecido un 11,6% en 2017 y que representan el 29,5% de la facturación. Asimismo, han subrayado que los beneficios de las empresas están "en sintonía" y más del 85% de las sociedades de las que tienen datos han logrado rentabilidad.

Los responsables de ASLE han señalado que el aumento en la tasa de empleo de las sociedades laborales vascas contrasta con la evolución de la empleabilidad de este modelo empresarial en el conjunto del Estado, que en 2017 registró un descenso del 0,7%. De hecho, las sociedades laborales vascas, a pesar de haber perdido 23 empresas en 2017, ganan peso en el conjunto de las sociedades laborales españolas. Los 6.925 trabajadores vascos suponen ya el 11% de los 63.471 totales.

En cuanto a número de trabajadores, la sociedad laboral vasca es la más grande del Estado. De media, en Euskadi, las empresas con este modelo empresarial tienen una media de 11,5 trabajadores frente a los 6,9 en el Estado.

ASAMBLEA GENERAL

En la comparecencia, también han dado a conocer que este viernes se celebrará en el Museo Artium de Vitoria la asamblea anual de ASLE, a la que asistirá el lehendakari, Iñigo Urkullu, y la consejera vasca de Trabajo y Justicia, María Jesús San José.

Entre otros asuntos, la Asamblea General de ASLE someterá a votación una modificación estatutaria para integrar en la asociación empresarial también a las empresas participadas, que son aquellas, que independientemente de su forma jurídica, permiten que sus trabajadores participen en el capital de la empresa o en sus resultados. La diferencia con las sociedades laborales es que esa participación no tiene porque ser mayoritaria.

Josetxo Hernández, que ha destacado que ya hay legislación que regula este tipo de empresas, ha indicado que a estas compañías se les exige que tengan un plan de fomento de la participación y ha destacado que se rigen por "principios éticos y son socialmente responsables"

Asimismo, ha indicado que guardan "similitudes" con las sociedades laborales porque colocan a la persona en "el centro" y apuestan por una redistribución de la riqueza que se genera.

Hernández, que ha subrayado que, por ejemplo, en EEUU hay una gran cultura de compañías participadas, ha indicado que no existe un censo de este tipo de sociedades en Euskadi, pero ASLE tiene localizadas a unas 80 a las que se dirigirán para invitarles a formar parte de la agrupación.

No obstante, ha asegurado, por último, que las administraciones tienen un papel que jugar para fomentar esta tipo de empresas y, en concreto, las diputaciones y ha apuntado que una de las vías sería establecer ventajas fiscales para los empresarios que decidan transmitir acciones a sus trabajadores. 

Secciones