Mikel Oyarzabal | Delantero de la Real

“Siempre he tenido facilidad para marcar goles”

Mikel Oyarzabal dio la victoria a la Real en Las Palmas. A sus 20 años, el eibartarra ya es la estrella del equipo txuri-urdin y el principal favorito para heredar el ‘10’ de Xabi Prieto. Imanol le ha dado aún más galones y su respuesta está siendo sobresaliente: tres goles en dos partidos

Lunes, 16 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Al final, la temporada se les va a quedar corta.

-La temporada no ha ido como nosotros esperábamos y en los últimos partidos lo que tocaba era lavar la imagen que estábamos dando, volver a ganar, a tener buenas sensaciones de cara al año que viene;y ahora, a falta de seis partidos, todavía no sabemos lo que pasará, pero tenemos que ir partido a partido, intentar conseguir el mayor número de puntos posibles y nunca se sabe...

¿Cómo se explica el cambio en tres partidos?

-Llevábamos una losa encima que nos ha pesado mucho durante todo el año. Por mucho que hiciéramos buenos partidos, no nos salían las cosas como queríamos, fallábamos en pequeños detalles. Y ahora que las cosas han empezado a ir bien todo nos viene rodado, todo nos viene bien, la confianza es otra y quizás esa es la explicación.

Es una cuestión mental de cambio de dinámica, entrenador, rutina…

-No creo que por el entrenador, sino por nosotros. Cuando empiezas a ganar la cabeza funciona de otra manera, la cabeza funciona diferente, sientes las cosas diferentes y muchas veces es casi más importante lo psicológico que lo físico.

No se recuerda un partido con tantas ocasiones falladas como ante Las Palmas.

-Tuvimos muchísimas ocasiones. Estoy seguro de que no ha habido partido igual que el de Las Palmas... No supimos aprovecharlas y luego es lo que pasa, a sufrir los últimos minutos. Pero, bueno, estoy contento con el trabajo del equipo;supimos pelear hasta el final y luchar por lo que teníamos.

¿Cómo recuerda la jugada del gol?

-Es lo que me salió en el momento y todo fue bien. Muchas veces se te escapa un poco larga y olvídate, pero me quedó perfecta para tirar y entró.

Ya son doce en las tres competiciones.

-Son rachas. El año pasado empezabas a pensar, te centrabas en eso y era difícil que llegara. Ahora no le das importancia y está viniendo todo rodado. Al final, nunca se sabe cómo va a venir el futuro;hay que intentar aprovechar como viene y seguir esta dinámica.

Con lo mal que lo pasó el año pasado…

-Sí. Ya lo dije. Aunque la gente no lo sintiera así, fue el año que más había aprendido. Por mucho que el año anterior hubiese metido seis goles y hubiese jugado siendo tan joven, para mí el año pasado fue un año de aprendizaje total, vi muchas cosas que todavía no había visto, y vi la otra cara del fútbol, la de cuando las cosas no te salen bien.

Lo normal en su carrera ha sido esta facilidad para ver puerta.

-Es verdad que hasta ahora no me había costado meter goles, tenía facilidad para ello. Es verdad que el año pasado las cosas vinieron así y había que asumirlas. Me sirvió para aprender que las cosas no salen siempre como uno espera y que hay que seguir trabajando.

¿Siente que es el mejor momento de la temporada?

-Sí. Me encuentro bien, a gusto, cómodo, con la confianza del equipo. Cuando sientes la confianza del equipo, confías en ti mismo y ellos confían en ti, se nota y es de agradecer.

Imanol parece haberle dado aún más galones que Eusebio.

-Es un rol diferente. Imanol quiere que todos seamos partícipes de poder hacer cosas, que no sea ni dos ni once sino que estemos los 25. En cualquier momento nos puede llegar a cualquiera y está intentando hacer ver a cada uno que puede ser importante en algún momento.

El equipo juega ahora más directo y vertical.

-Son diferentes estilos, pero todo viene marcado por que no quiere que encajemos goles. Nos ha hecho ver que no encajando goles luego tenemos más posibilidades de ganar y que si mantenemos nuestra portería a cero siempre vamos a tener alguna oportunidad de hacer gol.

Solo le pudieron parar a golpes. Se llevó un buen susto.

-Me llevé un golpe en la rodilla y al principio me dio como un pinchazo y se me quedó dormida la pierna, pero todo se quedó en un susto. Yo mismo me asusté. Al final, el tema de la rodilla te asusta un poco, pero fue un golpe y ya tengo bien la rodilla.

La línea de tres con Januzaj y Canales marca diferencias.

-El hecho de que presionemos tan arriba y de que lo estemos haciendo bien está haciendo que robemos balones arriba y no atrás, y eso nos da más posibilidades de crear más oportunidades cuando el equipo contrario está abierto. Eso nos favorece para poder llegar arriba.

Quedan 18 puntos.

-58 garantizan Europa (risas). Nunca se sabe. Tenemos que ir partido a partido, pensar en el partido del jueves ahora. No nos ponemos objetivos a largo plazo porque hemos visto que no sirve de nada. Hay que coger el partido del jueves, trabajarlo lo mejor posible y así ir fin de semana tras fin de semana para intentar ganar el mayor número de partidos y quedar lo más arriba posible.

Reciben al Atlético de Madrid con otra perspectiva.

-El año pasado en casa y este año allí ya se vio que podemos hacerles daño, que si estamos bien somos un equipo peligroso, pero hay que estar bien porque si no sabemos que nos van a pasar por encima. Tenemos que centrarnos en nosotros mismos, hacer las cosas bien e intentar ganar.

Última bala, seis puntos en cuatro días clave ante el Atlético y el Málaga.

-Cuando ya queda tan poco y está todo en juego cada partido vale, cada partido es como una final y esperamos que tanto el jueves como el domingo fuera podamos hacer un buen partido, tengamos buenas sensaciones y sentirnos a gusto.

La mayoría de la afición le señala como el nuevo ‘10’ tras Xabi Prieto.

-Ahora tampoco me importa eso. Nos queda un mes y medio para poder disfrutar del capi. Poder convivir con él con 18 años es un ejemplo tanto si vienes de fuera como para los que subimos de abajo. Tanto dentro como fuera del campo es una persona a la que hay que seguir, a la que hay que tomar como ejemplo. E intentar este mes y medio disfrutar de él al máximo y que se recupere para que se pueda despedirse en el campo como él quiere y él se merece, y lo otro ya vendrá.

Hasta sus compañeros le vacilan (en el vuelo gritaban “Mikel el 10”).

-Están así conmigo. Que un dorsal quede vacío siempre genera bromas, pero, aparte de una decisión nuestra, también va a ser una decisión del club y veremos lo que pasa.

Lo que ha confirmado Xabi Prieto es que merece la pena quedarse.

-Él ya ha dicho que en estos últimos años ha sido cuando más cariño ha sentido y más valorado se ha sentido y eso hay que tenerlo en cuenta. Con todos los años que ha pasado aquí, el cariño que te coge la gente siempre es de un nivel muy superior al del resto y siempre va a ser una diferencia.

¿Alguna vez ha vestido el ‘10’ en categorías inferiores?

-En juveniles sí. Jugaba de mediapunta y me tocó coger el 10. Al final del año jugué de delantero, pero durante el año sí me tocó hacer de 10.