Las denuncias por violencia de género en Gipuzkoa suben un 33% en diez años

En 2017, 1.315 guipuzcoanas interpusieron 1.331 denuncias y en 63 casos decidieron no declarar contra su agresor, según datos de los juzgados

A.U. Soto - Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - Con las imágenes del pasado 8M todavía en la retina, el Consejo General del Poder Judicial acaba de hacer balance de 2017 de los juzgados de la mujer con unas cifras de máximos históricos. Más denuncias y más mujeres maltratadas, también en Euskadi y en Gipuzkoa, donde desde 2008 el número de denuncias se ha incrementado un 33%, pasando de justo un millar a 1.331 interpuestas el año pasado en el territorio.

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona, calificó de “escenario positivo” el incremento de las denuncias porque hacen aflorar los casos de violencia que hay, no solo contra las mujeres, sino también contra los menores.

El año pasado 1.315 guipuzcoanas denunciaron haber sido víctimas de la violencia machista. De estas mujeres que sufrieron la lacra del maltrato, 875 tenían nacionalidad española y 440 eran extranjeras que, en total, interpusieron 1.331 denuncias, aunque en 63 casos se acogieron al derecho a no declarar.

En la mayoría de los casos (1.079) intervino la Policía a la hora de detectar el caso, aunque de las denuncias también un 8,8% fueron presentadas directamente por la propia víctima y un 0,9% por los familiares. Respecto a los casos en los que intervino la Er-tzaintza, en el 48,9% la propia mujer interpuso denuncia, mientras que en el 30,3% fue intervención directa policial y en un 1,9% quien dio la voz de alarma fue un familiar.

Los juzgados de violencia contra la mujer en Gipuzkoa incoaron 281 órdenes de protección y medidas cautelares para evitar que las denunciantes pudieran volver a ser objeto de la ira de sus atacantes. El 31% de las solicitadas -la gran mayoría (271) a instancias de la víctima- fueron denegadas, es decir, un total de 68 medidas no prosperaron. Además de las mujeres, las órdenes pueden ser exigidas por el Ministerio Fiscal -así lo hizo en seis casos el año pasado- o por otras personas, como ocurrió en otras cinco medidas de las que se otorgaron.

Pero no todas las órdenes de protección que se dictaron el año pasado fueron para proteger a mujeres mayores de edad. En cinco casos las víctimas eran menores -una de ellas de nacionalidad extranjera-.

Respecto al tipo de relación que mantenían víctima y agresor, en el 45% de los casos (126) había habido una relación afectiva, pero ya estaba rota cuando se produjo el delito, en 69 todavía se mantenía, en 62 se trataba de un matrimonio y en 24 casos estaban separados o divorciados.

En cuanto al agresor, durante el pasado año 235 hombres fueron juzgados en Gipuzkoa, 147 de nacionalidad española y 76 extranjeros. Del total, se condenó al 94,9% de los enjuiciados, mientras que 12 varones fueron absueltos.

Además, en Gipuzkoa cinco menores fueron juzgados por delitos de violencia de género. Todos ellos con edades comprendidas entre 16 y 17 años y se dictaron cinco sentencias, todas ellas previa conformidad y con imposición de medidas.

Es precisamente la violencia entre los menores una de las llamadas de atención que realizó ayer el órgano de gobierno de los jueces, ya que en el caso del Estado se ha duplicado de 179 a 266, con 249 casos en los que hubo que interponer alguna medida de protección.

De ahí que la presidenta del Observatorio se mostró ayer preocupada por que “persistan actitudes de violencia machista en nuestros jóvenes, que debieran ejemplificar mejor que cualquier otro segmento social los valores de igualdad, respeto y libertad”.

Un 9% más en la cav A nivel de la CAV, el año pasado se interpusieron 5.192 denuncias en los juzgados del País Vasco, lo que supone un incremento de un 9% respecto al año anterior, cuando se incoaron 4.764. Como curiosidad, aumentaron de manera espectacular (26,7%) las denuncias presentadas directamente por familiares de las víctimas.

En 2017, un total de 5.224 vascas denunciaron haber sido objeto de violencia de género -un 9,5% más que las 4.771 que hicieron lo propio el año anterior-. Casi siete de cada diez (67,3%) tenía nacionalidad española, 3.518 frente a 1.706 extranjeras.

Con respecto al año precedente, la cifra de víctimas de nacionalidad española se incrementó un 10,5%, mientras que la de extranjeras también subió, pero en menor medida, un 7,4%.

La proporción de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres se situó en el País Vasco en 46,34, una de las más bajas del Estado español, donde de media hubo 66,65 víctimas. No obstante, la de Gipuzkoa fue todavía más baja al situarse en 35,7, una de las más bajas del Estado.

El Consejo General del Poder Judicial también detalla que en 665 casos instruidos por los juzgados vascos, un 12,7% del total, las víctimas se acogieron a la posibilidad de no declarar, un porcentaje superior en Euskadi a la media estatal (10,4 %) y un 27,4% más que el año anterior. En total se incoaron en Euskadi 872 órdenes de protección y medidas cautelares -lo que supone un incremento del 13,4% respecto a 2016- y solo el 7% (63) no fueron admitidas por los jueces. Esas órdenes se dictaron contra 555 hombres de nacionalidad española y contra 317 extranjeros.

Asimismo, 1.039 personas -una subida del 6,1% frente a 2016- fueron enjuiciadas en los juzgados de violencia de género del País Vasco, 624 de nacionalidad española y 327 extranjeros, más otras 88 personas que fueron absueltas. Además, otras 1.200 acusados fueron juzgados por los tribunales de lo penal, un 13,9% más que el año anterior.

La cifra