Hallan un nuevo método para detectar dolencias neurodegenerativas

El CIC Biomagune y el CIC Biogune han participado en la investigación junto a tres universidades

Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Un equipo de investigadores, con participación de CIC Biomagune, CIC Biogune, Universidad de Amberes, Universidad de Extremadura y Universidad de Vigo, ha desarrollado un nuevo método para la detección de fibras amiloides a partir de proteínas habitualmente implicadas en la enfermedad de párkinson y otras enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer o priónicas, informó ayer el centro de investigación donostiarra.

Las fibras amiloides son estructuras basadas en proteínas mal plegadas que se organizan estableciendo una fibra helicoidal. Las proteínas mal plegadas que conforman estas fibras presentan la propiedad de unirse fuertemente entre sí, creando unas estructuras extraordinariamente resistentes a la eliminación.

Ese tipo de estructuras se observan en el encéfalo de personas afectadas por diversas enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer, el párkinson o las enfermedades priónicas (vacas locas, etc.), en las cuáles se produce la muerte neuronal asociada a la presencia de dichas fibras. Una de las características que comparten estas enfermedades es la propagación de una determinada proteína que se pliega mal y se acumula en forma de dichas fibras amiloides.

Los resultados del trabajo, que ha sido publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the USA, abren la puerta a nuevo métodos de diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas. “A pesar de que el daño se causa en el cerebro, se cree que las fibras se forman también en otras partes del cuerpo y por lo tanto se puede pensar en un sistema de análisis que ayude a complementar pruebas existentes.

Además, desde un punto de vista más fundamental, esta técnica permite hacer estudios cinéticos, es decir, investigar la velocidad de formación de las fibras en distintas condiciones y quizás llegar a entender cuáles son los parámetros que pueden acelerar el proceso o incluso llegar a detenerlo”, explicó Luis Liz Marzán, director científico de CIC Biomagune. - N.G.