Denuncian que las obras del TAV en Lezo están paradas

La empresa adjudicataria, Copresa, en concurso de acreedores, ha empezado a desmantelar la maquinaria de Gaintxurizketa

Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - Las obras del tercer hilo ferroviario entre Astigarraga e Irun parecen haber entrado en una fase crítica. Los trabajos, que comenzaron en enero del pasado año, debían estar finalizados para junio de 2019, pero en esta recta final han sufrido un revés que pone contra las cuerdas todos los plazos.

Según denuncia el sindicato ELA, las obras del túnel de Gaintxurizketa, cuya conclusión se esperaba para este verano, se encuentran “completamente paradas”, después de que la adjudicataria del contrato, la empresa asturiana Copresa, haya anunciado que entra en concurso de acreedores. Aunque es cierto que las obras prosiguen a la altura de Riberas de Loiola, en Donostia, el grueso de los trabajos (un 95%, según ELA), están paralizados. “Solo hay dos personas -en el túnel de Gaintxurizketa- que están trabajando en turnos de doce horas haciendo de guardias de seguridad”, indicaron ayer a este periódico fuentes del sindicato.

Además, según estas mismas fuentes, la empresa habría empezado ya a desmantelar parte de la maquinaria que trabajaba en el túnel. “Ya han sacado las menos pesadas, como la grúas o los equipos de iluminación. Además, se ha dejado de abastecer hormigón”, apuntaron.

De hecho, desde el pasado día 2, la plantilla de 37 trabajadores que la empresa tiene en el centro de trabajo de Lezo cuenta con un permiso retribuido, aunque no saben qué les deparará el futuro inmediato. Además, la empresa les adeuda las dietas completas y el alojamiento (se trata de trabajadores en su mayoría asturianos desplazados a Gipuzkoa), por lo que su situación es altamente delicada.

Con todo, según apuntaron desde ELA, “la solución es difícil”. “O alguien presiona para que Copresa busque la financiación y pueda llegar a un convenio con los acreedores o hay que hacer un nuevo concurso público, y eso nos lleva a un mínimo de seis meses”, advirtieron, al tiempo que añadieron: “Si entra una nueva empresa, vamos a solicitar que se subrogue a los trabajadores”.

Con este panorama, los trabajadores llevarán a cabo a mediodía de hoy una concentración para denunciar su situación y pedir a Adif, adjudicataria de las obras, que encuentre una solución para su situación. - I. Astarloa