“Los presos no han acreditado su desvinculación con ETA”

El Gobierno español afirma que ha denegado el segundo grado a 54 reclusos porque les falta el “requisito fundamental”

Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El Gobierno español afirma que el principal argumento para denegar a los presos de ETA su acceso al segundo grado penitenciario es que no han acreditado su desvinculación de ETA. Moncloa confirmó ayer la información publicada por este diario que daba cuenta de la negativa del Ejecutivo de Rajoy a todas las solicitudes de los reclusos para progresar de grado penitenciario.

Fuentes penitenciarias consultadas por la agencia Efe confirmaron ayer que el Gobierno español, a través de las juntas de tratamiento de las cárceles o de Instituciones Penitenciarias, han rechazado las peticiones de salir del primer grado y ser clasificados en segundo grado y de este modo mejorar su régimen de vida interno e incluso abrir la opción a disfrutar de permisos de salida de la prisión y otros beneficios penitenciarios. Estas fuentes justifican la negativa en que “no han acreditado un requisito fundamental: su desvinculación con la banda terrorista”. Además subrayan que ETA no se ha disuelto.

Los abogados de los presos sostienen que la respuesta ofrecida por el Gobierno español no ha sido individualizada sino un documento-tipo para todos los presos. Ese escrito idéntico para todos subraya que “de la conducta global del preso no se puede inferir, por el momento, su capacidad para una normal convivencia”.

La contestación, recogida en un informe realizado por los letrados de los presos a petición del Foro Social Permanente, se completa con el argumento de que “la gravedad de los hechos delictivos, vinculados con la actividad de una organización terrorista aún no disuelta, así como la cuantía de la condena impuesta determinan su continuidad en un régimen de vida cerrado para garantizar el objetivo final de su internamiento y la seguridad de la prisión”.

Las mismas fuentes penitenciarias aseguran que en las últimas semanas han sido 54 presos los que han recurrido su clasificación actual de primer grado, el más estricto y en el que son clasificados los miembros de ETA cuando ingresan en prisión. Según los abogados de los presos esa cifra se eleva hasta el doble y en todos los casos la respuesta de Instituciones Penitenciarias al requerimiento ha sido negativa. Las solicitudes empezaron a realizarse a finales del año pasado.

El secretario de Derechos Humanos y Convivencia del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, calificó de “mala noticia” que el Gobierno español haya denegado todas las peticiones de acceso a segundo grado. Fernández señaló que se debería preguntar al Gobierno español “por qué no le hacen caso a las instituciones vascas”. “La excusa no puede ser la ley, ya que con la misma ley se puede hacer una política o la otra, y ahora estamos viendo que en Francia se están dando otros pasos distintos”, agregó.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, enmarcó la negativa de Interior dentro del “tiempo preelectoral” que se vive en el Estado. “Me da la sensación de que en este ámbito vivimos una especie de tiempo preelectoral. Algunos, con las encuestas, se ponen nerviosos y un tema tan sensible puede hacer que el PP todavía se encastille más en posiciones de inmovilismo”, advirtió. - Humberto Unzueta