El PDeCAT se reivindica ante Puigdemont y deja en el aire la reedición de JxCat

La dirección ve al partido como un activo: “Quien nos dé por muertos se equivoca”

Igor Santamaría - Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El PDeCAT no quiere nuevas elecciones pero, según los dirigentes de la formación posconvergente, no todos los implicados tienen las mismas prioridades, hasta el punto de que, en el supuesto de que haya que pasar otra vez por las urnas, no es seguro que vaya a repetirse la fórmula de Junts per Catalunya. Aunque Carles Puigdemont consiguió contra pronóstico mantener la hegemonía dentro del independentismo con esta marca el pasado 21-D en su pugna personal con la ERC de Oriol Junqueras;el propietario de la marca JxCat es la antigua CDC, ya que se registró en julio del 2016, antes de su disolución y fundación del PDeCAT, que la cedió al expresident de la Generalitat para las elecciones catalanas.

Ayer mismo la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, lo evocó para reivindicar la vigencia de su partido frente a los llamamientos a “ampliar” el movimiento que este fin de semana hizo el propio Puigdemont. El ex Jefe del Govern, exiliado en Bruselas, comentó que JxCat no es solamente “un grupo parlamentario o una candidatura electoral para un momento determinado”, sugiriendo así la posibilidad de que en el futuro pueda tomar forma de partido político de cara a las elecciones municipales y europeas, algo que hizo saltar todas las alarmas en el PDeCAT.

“Nosotros sugerimos a Puigdemont una fórmula amplia, que buscaba la transversalidad, y esa decisión la validó después el Consell Nacional del PDeCAT”, señaló Pascal. Y avanzó: “La decisión de reeditar o no Junts per Catalunya la debe tomar de nuevo el Consell Nacional”. La coordinadora general también hizo hincapié en el peso de la formación en la implantación territorial de espacio político en la era posterior a Convergència. “Nadie puede cuestionar que somos un activo”, aseguró Pascal, quien recalcó, por ejemplo, que el PDeCAT tiene a más de 400 alcaldes en toda Catalunya. “Quien nos dé por muertos se equivoca”, sostienen desde la dirección del partido que comandan Pascal y David Bonvehí, “al igual que se equivocaron con CDC”. No obstante, el entorno de Puigdemont bascula entre quien aboga por la residualización del PDeCAT y los que defienden una “confluencia”, amén de los independientes.

El PDeCAT lleva semanas inmerso en el proceso de designación de candidatos municipales y se ha puesto en marcha el proceso de primarias en Barcelona con Neus Munté y Carles Agustí compitiendo. Sin embargo, en el entorno de Puigdemont se da por hecho que el cabeza de lista de una candidatura en la capital catalana bajo el manto de JxCat no podría ser ninguno de ellos. Dentro del PDeCAT quieren un espacio de comodidad ideológica y hacer “reconocible” el ideario del partido a pesar de las propuestas de acuerdo de investidura que el grupo parlamentario puso sobre la mesa de la CUP. Es más, los contactos de la dirección van en esa línea y, por ejemplo, se ha hecho partícipe de ello en las visitas al exconseller Joaquim Forn, en prisión preventiva en la cárcel de Estremera.

independientes de jxcat Por su parte, los diputados independientes de JxCat ultiman la creación de una asociación propia, para empezar a estructurar un movimiento transversal y alejado de “partidismos” dentro del independentismo. Por esto mismo, se hallan escribiendo los estatutos y el manifiesto fundacional de la asociación, que podría constituirse en las próximas fechas.