politika

Nafarroa recuerda a las víctimas del terrorismo

Uxue Barkos se compromete a colaborar y a resarcir el daño causado por la violencia UPN y PP no acuden al acto por considerarlo “blanqueo” de ETA

Ibai Fernández - Domingo, 11 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

iruñea - Las instituciones navarras celebraron ayer un acto de renocomiento y reparación a las víctimas del terrorismo con motivo el Día Europeo de las víctimas, que se celebra hoy. Un acto sencillo pero emotivo protagonizado por el testimonio de cuatro víctimas y que comenzó con un minuto de silencio y finalizó con una ofrenda floral en la estatua de la Plaza de Baluarte de la capital navarra.

“Este Gobierno quiere trasladar un mensaje claro e inequívoco de condena y rechazo de la violencia, que nunca debió producirse”, apuntó la presidenta del Ejecutivo, Uxue Barkos.

Cerca de 200 personas participaron en el homenaje que se desarrollo en Baluarte, incluidas 70 víctimas o familiares de víctimas vinculadas a Nafarroa, centro ayer de todas las intervenciones institucionales. En nombre todos ellos tomó la palabra Juan Salgado, herido en un atentado de ETA, que reclamó a la presidenta que trate bien a las víctimas.

Un guante que Barkos recogió mostrando su disposición a colaborar con ellas y resarcir en la medida de lo posible su dolor. “Permitídnoslo. Porque no siempre se nos ha permitido, pero hemos sido empeñados y seremos machacones porque estamos convencidos”, subrayó la presidenta, que consideró que las víctimas del terrorismo son “el referente necesario que nos recordará el horror que no debió ser”.

Un cruce de mensajes sincero e improvisado que puso la nota emotiva a un acto institucional que había llegado rodeado por la polémica, después de que UPN y PP hubieran rechazado participar por atribuirlo a un intento de “blanqueo” del Gobierno y de la violencia de ETA. Así como el grupo de víctimas asociado en Anvite, que ha compartido los argumentos de ambos partidos.

Finalmente tampoco lo hizo el presidente de la AVT, Alfonso Sánchez, que acudió al acto del Gobierno Vasco en Bilbao después de que las últimas semanas se convirtiera en el centro de las críticas de regionalistas y populares por su disposición a colaborar con el Gobierno foral, y de que las víctimas afines a UPN y PP hubieran reclamado su dimisión tras haber denunciado su “utilización partidista”.

Sí lo hicieron en cambio algunos miembros de la asociación, que participaron en representación de la AVT. El acto contó además con la presencia de los alcaldes de los principales municipios de la Comunidad Foral, los responsables en Nafarroa de UGT, CCOO y ELA y representantes del resto del arco parlamentario, incluido EH Bildu, que por primer vez participaba en un acto de condena institucional del terrorismo.

Rotunda condena Porque, lejos de lo que habían augurado UPN y PP, lo de ayer no fue otra cosa más que un acto institucional de recuerdo y homenaje a las víctimas, y de condena y rechazo a la violencia. Lo quiso dejar claro la presidenta del Gobierno desde el inicio de su intervención.

“El terrorismo, en sus distintas manifestaciones, ha atacado de forma injusta e injustificable a nuestra tierra, a nuestra ciudadanía”, apuntó Barkos, que remarcó que “sin lugar a dudas”, ETA ha sido “la forma de violencia terrorista que más daño ha causado en nuestra historia reciente y requiere por ello una atención específica”.

“ETA ha cometido graves vulneraciones de derechos humanos en Navarra, lo ha hecho sobre navarros y navarras fuera de nuestras fronteras y las ha cometido también sobre muchos ciudadanos y ciudadanas en nombre de Navarra, de una forma injusta e ilegítima”, censuró la presidenta navarra.